Una remodelación requiere de un análisis minucioso para determinar los cambios que se desean realizar, los elementos que se utilizarán y sobre todo el presupuesto destinado a ello. En ocasiones, las personas comienzan a rediseñar sin tomar en cuenta su presupuesto y los imprevistos que implica esta actividad, lo que provoca que la construcción quede inconclusa.

No creas que llamar a un profesional es un "gasto". Todo lo contrario, es una inversión bien hecha, el va a ser quien interprete correctamente cuales son las necesidades tuyas y de tu familia, haciendo rendir al máximo cada m² que construyas y logrando al fin de cuentas una vivienda no más cara y si mejor resuelta desde el diseño hasta lo técnico constructivo.

Solicítenos un presupuesto sin compromiso y estaremos encantados de ayudarle.

Actualizado (Jueves, 06 de Septiembre de 2012 13:17)